El vuelo de la avutarda

 

10.6.06

Periodistas ajenos al periodismo

Ricardo Galli"Pero... ¿qué hacen todo el día enganchados a Menéame?" La pregunta de Ricardo Galli llega en mal momento. La camarera está tomando nota de los sakes que desea consumir el personal y las prioridades están claras en el ala friqui de la mesa, donde me encuentro. El creador de Menéame apenas obtiene respuesta de los jóvenes informáticos que lo rodean. Mientras, yo, que no me encuentro bien del estómago y apenas tengo humor para hablar de cosas serias, esbozo una explicación mental que no llega a mis labios. No es necesario: Galli conoce la razón de su éxito.

Creo que la gente se engancha a Menéame porque Menéame los informa y los entretiene, como El Libro Gordo de Petete pero actualizado al minuto. El invento cuenta además con una particularidad de indudable valor añadido: pone a disposición del usuario la información que otros usuarios recogen en la red y lo faculta para elegir si el material es digno de relevancia o, por el contrario, puede quedarse estancado como una noticia de segunda categoría. Ahí está el quid de la cuestión: Menéame transforma la realidad en un juego. Permite que cada cual construya su propia visión de la realidad y la haga extensiva al resto de la red. Permite que la red, en su conjunto, cree su propia visión de la realidad.

Manejar noticias, editar contenidos, publicar informaciones. Suena a periodismo, ¿no? Sin embargo, por esta mesa de redacción telemática apenas pasan redactores. Sí abundan los protoingenieros y los futuros informáticos. No es casualidad. El mismo mundo del blog pertenece más a los entusiastas de la tecnología que a los periodistas. No caeré en la redundancia de definir qué es un blog, qué no ha de ser un blog o cómo se clasifican los blogs: otros lo han hecho por mí. Sin embargo, sí creo que cuando uno escribe sobre la parcela de realidad que lo rodea está haciendo periodismo. Por eso me sorprende la pasividad de los futuros periodistas en el bloguerío.

¿A qué se debe esta notable ausencia? Sin ánimo de pontificar, se me ocurre que fuera de la red apenas algunas reseñas dan fe de los millones de bitácoras que se publican en la actualidad. Por otra parte, sospecho que algunas facultades de Ciencias de la Comunicación no están brindando al blog la importancia que este merece. Lo llevo comentando desde hace algún tiempo con Manel López, profesor de futuros periodistas en la UAB: algunos de sus compañeros docentes creen que esto de internet no tiene futuro, así que, ¿para qué habrían de molestarse en aprender algo sobre la materia? Y si aquellos que deben formar nuevos comunicadores no dominan todos los canales de la comunicación, ¿quién enseñará a los futuros periodistas? Mientras esto ocurre, la información corre más veloz por internet que por la radio, la televisión y la prensa escrita. En sus casas, los usuarios emplean criterios periodísticos en la edición de noticias. En las aulas, los alumnos aprenden a manejar un tipómetro.

Tags: , ,

 

4 comentarios:

Anonymous Beldar dijo (11/6/06 23:25):  

Totalmente de acuerdo con tigo, si en el fondo somos los redactores de menéame, solo que no elegimos qué noticias van al periódico! jajaj.
Y desde luego, como ya se comentó en la comida, no se tiene en cuenta la importancia de los blogs y de lo que pueden conseguir, ya escuchaste las cifras que puede mover un blog, la cantidad de información ya ni te digo..
Te felicito por el post ;)

Saludos!



Blogger Liamngls dijo (13/6/06 00:01):  

Pues no estaría mal que los periódicos tomasen nota de sitios como menéame para saber que quiere leer la gente.

No sé, por decir algo :)



Blogger Josep dijo (13/6/06 07:11):  

Así, de repente y sin haber desayunado, se me ocurre lo siguiente: igual que en Menéame hay usuarios que editando informaciones ven en todo una "provocación" o una noticia "antigua", en las mesas de redacción tradicionales debe de haber motivos para esconder la cabeza bajo el ala y esperar que esto de internet sea un hecho minoritario, reservado a unos pocos friquis que no tienen mejor cosa que hacer que malgastar su tiempo en chatear con personajes desconocidos y oscuros de nombres tremendos.

Esa liturgia propia de la red, esa pretendida aura de misterio que envuelve a internet y sus comunidades de usuarios, llama la atención de los jóvenes pero impide a corto plazo que este medio se integre con los medios consolidados. Internamente, la red puede servir a los medios como una fuente más, pero si la citan lo harán con esa sonrisa de medio lado que viene a decir: "ya saben, lo hemos sacado de internet, así que vayan ustedes a saber, que no puede esperarse mucho de un blog firmado por un tal Comandante Spock".



Blogger bonhamled dijo (21/7/06 20:38):  

meneame es una herramienta muy buena de autoedición, pero como en su hermano mayor, digg, están empezando a darse unos sesgos y una cierta censura o autocensura administrada por otros que puede ser perjudicial para el experimento porque devaluaría la riqueza y variedad del contenido.
He hablado en algun artículo en mi blog si alguien tiene interés puede verlo allí.
En cualquier cosa el periodismo autorregulado es el futuro de la información en internet... y puede que en los medios clásicos tambien.



El vuelo de la avutarda. Periodismo de andar por casa
Un intento de blog mantenido por Josep Camós
IBSN 0-000-1010-00


Website Powered by Blogger Trackback by HaloScan.com Creative Commons License Caja negra Valid XHTML 1.0 Transitional