El vuelo de la avutarda

 

21.6.06

'Le moissonneur' y la piscina

Vincent Van Gogh. 'Le moissonneur'Hace unos días se escandalizaban los medios y se escandalizaba el delegado de la Generalitat en Lleida. El joven de 21 años que se ahogó el pasado miércoles en la piscina municipal de Lleida yació durante veinte minutos frente a unos bañistas que no abandonaron el lugar pese a la presencia del cadáver. Nadie los obligó a desalojar la piscina. Pocos de ellos consideraron necesario dejar el agua y el sol.

Vincent Van Gogh creció junto a la tumba de un hermano homónimo nonato. Dicen que esa circunstancia contribuyó a la formación del extraño carácter del pintor. En cualquier caso, años más tarde Van Gogh plasmaría en Le moissonneur el carácter familiar e inevitable de la muerte, desprovista del halo tétrico que acostumbra a vestirla. En Lleida, más de uno decidió volver a aquellos tiempos en que la muerte era algo normal que nos acompañaba con naturalidad a lo largo del camino. En aquella piscina más de uno se alejó de la visión excelente de nuestros días donde el ser humano cree haber dominado el reloj de la vida. Junto al agua más de uno debió pensar que con su ausencia poco haría ya por el fallecido.

 

1 comentarios:

Blogger Sergio dijo (22/6/06 13:48):  

Ls verdad, no sé porqué algo así no me sorprende en absoluto. Y es que estamos llegando a unos puntos que rozan lo escabroso, siempre dije: nadie soluciona nada hasta que pasa. Pero se ve que no es así.



El vuelo de la avutarda. Periodismo de andar por casa
Un intento de blog mantenido por Josep Camós
IBSN 0-000-1010-00


Website Powered by Blogger Trackback by HaloScan.com Creative Commons License Caja negra Valid XHTML 1.0 Transitional