El vuelo de la avutarda

 

26.6.06

En 2008, Frigo-Fish

A veces parezco una abuela, lo sé, pero es que ante determinadas noticias uno piensa que ya no saben qué inventar. Unilever ha marcado el año 2008 como el del inicio de su nueva línea de helados bajos en calorías fabricados a partir de la sangre de un pescado raro que dicen que si se modifica genéticamente se consigue una proteína que elimina la grasa y las calorías. Fascinante.

De todo esto no dice ni una palabra el inventor de helados Juan Viñallonga en la muy oportuna entrevista concedida recientemente a La Vanguardia y publicada el pasado sábado en la contraportada del diario. Desde 1976, este buen hombre trabaja para Frigo (compañía hoy integrada en Unilever), y cuando se le pregunta por el aporte calórico de los helados, sonríe y dice crípticamente que el porcentaje de grasas se reduce cada vez más "con avances tecnológicos: hoy podemos fragmentar tanto las partículas de grasa, que con muy poquita es suficiente". Ni una palabra de la sangre de pescado transgénico, que al parecer no resulta un concepto demasiado atractivo. Habla de vender alegría, emociones, felicidad, y se confiesa feliz de ver a alguien comer alguno de sus helados. Enternecedor.

Llegados a este punto, tengo que aclarar algo: soy un entusiasta de los helados. Mejor de los que van en cubeta y se sirven sobre un cucurucho, pero tampoco hago ascos a un corneto envasado. Suelo consumirlos con devoción, y mi combinación favorita se la debo a un heladero florentino que me la sugirió hace ya catorce años en la ciudad toscana: se trata de unir el chocolate y el limón. Desde 1992, no ha habido año que no lo haya degustado. Incluso puedo decir que de vez en cuando he elaborado yo mis propios helados, a base de esas barras de turrón de Jijona que suelen quedar olvidadas por los cajones tras el paso de la Navidad. Cuestión de reciclaje, ya saben.

Digo todo esto con el afán de ser comprendido: me gustan los helados, pero no soporto que se vendan como un must de la nutrición, porque no lo son. Viñallonga afirma en la entrevista que en España se consume poco helado porque aquí "disponemos de mucha fruta, que es la alternativa al helado" (sic). Afirma que los helados cada día son más light porque la ciencia avanza que es una barbaridad, niega tajantemente que los helados lleven muchas porquerías porque se elaboran con "zumos, azúcar, materias primas naturales" y calla deliberadamente los procesos a que se someten los ingredientes naturales para poder ser ultracongelados con las formas más imposibles como calla que algún que otro inventor de helados murió diabético perdido. No siempre natural es sinónimo de sano. Porque, puestos a pedir, la mierda con patatas también se compone de productos naturales, oiga.

 

3 comentarios:

Blogger Liamngls dijo (27/6/06 03:33):  

Mierda con patatas, esta noche la cosa va de comer, porque acabo de ver un post en racaneando sobre salchichas :/



Blogger Luna dijo (27/6/06 12:16):  

pos me ha gustao tu blog, la verdad, así que me lo apunto con tu permiso. Un saludo ;)



Blogger Josep dijo (27/6/06 16:09):  

Ah, pos muchas gracias. Bienvenida.



El vuelo de la avutarda. Periodismo de andar por casa
Un intento de blog mantenido por Josep Camós
IBSN 0-000-1010-00


Website Powered by Blogger Trackback by HaloScan.com Creative Commons License Caja negra Valid XHTML 1.0 Transitional