El vuelo de la avutarda

 

24.3.06

Shopping. Comercio 3.0. Help yourself

Autocobro

Veo que Alcampo ha llevado al extremo la idea de donde nació el concepto autoservicio. Ahora, no sólo eres tú quien elige la mercancía objeto de compra y la carga a lo largo del almacén transformado en superficie de atención al público, sino que también eres tú quien acabas cobrándotela. Una azafata y un guardia de seguridad te vigilan. No veo el adelanto: cada artículo que pasas por el código de barras llama a unos archivos de sonido que contienen el nombre del artículo y el precio de venta. Conclusión: para comprar quince artículos te mueres de asco. Y la empleada que se han ahorrado la tienen que poner en otra caja para absorber la cola que estás generando en el cobrador automático mientras la maquinita va diciendo que los pimientos se llaman pimientos. Un poco de Barrio Sésamo, sí.

Por lo que leo en la red, parece ser que la medida ya hace la tira que funciona en Leganés. Vale, pero yo no lo había visto hasta hoy, y en algunas cosas soy devoto de Santo Tomás.

Tags: , ,

 

El vuelo de la avutarda. Periodismo de andar por casa
Un intento de blog mantenido por Josep Camós
IBSN 0-000-1010-00


Website Powered by Blogger Trackback by HaloScan.com Creative Commons License Caja negra Valid XHTML 1.0 Transitional