El vuelo de la avutarda

 

9.3.06

Míster España 2006

Dice el Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, que a él han recurrido más de seiscientos catalanes en busca de amparo en el asunto de la escolarización de sus hijos en castellano. A su homólogo catalán, el Síndic de Greuges Rafael Ribó, no le deben de tener tanta confianza, sostiene Múgica, porque apenas se cuentan con los dedos de una mano los casos de esta índole que ha atendido el Síndic desde su despacho de Barcelona. Ole por Múgica. Eso es ejercer un cargo público con la responsabilidad y madurez que se le presuponen a un señor de 74 primaveras recién cumplidas con sueldo a cargo del erario público de todos los españoles.

Quizá lo que le ocurre al actual Defensor del Pueblo es que él es un funcionario ejemplar que no entiende el "vuelva usted mañana" que denunciaba Larra. Por eso nunca redireccionó las quejas al Síndic de Greuges, porque quiso ahorrar al pueblo que defiende la sensación de ir de Herodes a Pilatos. Mientras, Ribó explica que las quejas que le llegan, bien que las tramita. Debe de ser que lo explica en catalán y en TV3. Debe de ser que su discurso no llega. No quiero pensar que cada cual es materialmente incapaz de levantar el teléfono y dialogar sobre este asunto. No quiero pensar que nuestros ombudsmen se dedican al barullo sobre la desmembración de España. ¿Ellos también? No, no puede ser.

Y me viene a la cabeza un compañero de trabajo que tuve, que desde su Murcia natal solía decirme: "es que allí con eso de hablar en otra lengua y todo eso os habéis montado un follón que no os aclaráis ni vosotros". Claro, majete: el follón nos lo hemos montado aquí nosotros. Solitos.

Tags: , ,

 

El vuelo de la avutarda. Periodismo de andar por casa
Un intento de blog mantenido por Josep Camós
IBSN 0-000-1010-00


Website Powered by Blogger Trackback by HaloScan.com Creative Commons License Caja negra Valid XHTML 1.0 Transitional