El vuelo de la avutarda

 

30.3.06

Motivaciones

Adhesivo facilitado por un manifestante de TVEHoy en El País aparece una interesante explicación aportada por la directora general de RTVE para justificar el cierre de Ràdio 4 y la drástica reducción de la actividad de los centros regionales de TVE. En el caso de "la primera en català", el coste de las emisiones por oyente rondan los 1.300 euros anuales, y la función de esa emisora ya ha sido asumida por otros medios de comunicación, autonómicos y locales. En el caso de las televisiones regionales, tampoco cuadran los números: las audiencias son mínimas. Curioso argumento cuando se trata de un medio público. Supongo que es el problema de mezclar la gestión de lo público con los métodos de lo privado, pero menos. Las medidas de recorte se enmarcan en el enésimo intento de reflotación del ente (esto de ente siempre me ha sonado a monstruo de serie B). Sin embargo, me llama la atención que se tome esta medida tan agresiva cuando es esperable que la eclosión de la TDT dé un espaldarazo al sector de la comunicación audiovisual. Porque, si no, ¿para qué la están lanzando? ¿Para que no veamos las películas con nieve cuando hay tormenta? ¿Para que juguemos a volvernos locos instalando descodificadores y reorientando antenas?

A inicios de los noventa, un miembro de la redacción de TVE en Catalunya comentaba en mi facultad que aquello de la desconexión territorial no se acababa de ver con buenos ojos desde Madrid, que la insostenible situación se dilataba en el tiempo de forma inexplicable, y que algunos trabajadores de los estudios de Sant Cugat temían por su empleo. Quince años después, ese temor se traduce en certeza. Y lo mejor de todo es que a algunos parece haberles pillado por sorpresa. En lo que se refiere a Ràdio 4 y la tele de Sant Cugat, me encanta la posición de la Generalitat [d'una part] de Catalunya: si el gobierno de la Moncloa hubiese sugerido el cierre de TV3 o Catalunya Ràdio, la Generalitat habría montado un escándalo de proporciones bíblicas. Como lo que se manda al cuerno es una radio y una tele que no son del todo catalanas, pues no pasa nada. Al inicio de este proceso, hubo conversaciones para transferir los medios a la Generalitat, pero aquí no se compran artículos de saldo y llenos de agujeros, por mucho que piensen, hablen y escriban en catalán. A nosotros nos va el diseño made in Sant Joan Despí.

 

7 comentarios:

Blogger Sergio dijo (31/3/06 01:42):  

Leí un artículo sobre la tele pública en El Semanal y me quedé absorto con su jerarquía: si te digo que había casi cuatro jefes por cada diez empleados, sonaría de risa. Sobraban ejecutivos y empezaron a sanear porque todo se iba al traste, de ahí salió Urdaci escaldado (coincidiendo con el cambio de gobierno) entre otros.
TVE es un asco, como todas. Pero más asco aún por ser una cadena pública que se comporta como una privada. Joer es que a estas horas me explico fatal.



Blogger Josep dijo (31/3/06 08:52):  

¿Y de eso tienen la culpa los que van a ir la calle?



Blogger Sergio dijo (31/3/06 10:55):  

Claro que no. La solución, como siempre, ha sido demasiado radical en mi opinión.



Blogger Ali dijo (31/3/06 13:44):  

En TVE sobra(mos) gente. No sé si los 3.000 que propone la SEPI, pero sí sobran unos cuantos. Directivos, seguramente. Y vendría estupendamente un rejuvenecimiento de plantilla, porque aquí hay muchos dinosaurios que están demasiado quemados como para trabajar a gusto y con ganas.

Si TVE es un asco (aquí habría mucho que decir, porque habría que definir qué es un asco, qué no, qué debería tener una televisión pública, qué una privada, audiencias sí, audiencias no...) es por la nefasta gestión que viene sufriendo desde hace años y del uso político que se hace de ella.

Como siempre, pagan justos por pecadores y los trabajadores estamos hartos.

Perdonad mi extensión, pero es lo que vivo últimamente ;-)



Blogger Josep dijo (31/3/06 15:41):  

Yo entiendo que cuando la gente se apoltrona, la cosa se pone fea, porque no los despegas de la silla ni con una rasqueta. De eso hablábamos ayer en Reflejos. Sin embargo, me pregunto si la solución encontrada no habrá consistido en matar moscas a cañonazos. Y habría que ver qué moscas son las que caen y con qué precisión han funcionado los cañones.

Por otra parte, en el caso catalán, me hace cierta """""gracia""""" ver qué trato reciben unos medios públicos y qué ¿trato? ¿reciben? otros. Hay clases y clases.

Acerca del debate sobre medios públicos y privados, es cierto que un día podríamos montar aquí un foro de opiniones. Yo tengo la mía, y supongo que cada cual la suya. Me lo apunto para otro día...

Ali: no hay nada que perdonar. Aquí nos gustan los comentarios largos y con chicha. Para decir mongoladas están los spaces de msn :-DDD



Blogger Sergio dijo (31/3/06 17:09):  

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.



Blogger Sergio dijo (31/3/06 17:18):  

Yo vengo para decir que lo de los trackbacks funciona ;-)

Y de camino, decir a Ali que no tome a mal mis palabras (mis disculpas, nada más lejos de mi intención ofender)- Yo soy muy generalizante (¿existe ese palabro?) hablando a veces (incluso radical), y cuando digo asco va sin acritud y refiriéndome a la tv en general, TVE incluida. En cuanto a ésta, sea por la gestióno por lo que sea. Al resultado de la misma, ya que la última palabra siempre la tiene el espectador. Internamente... Desconozco excepto lo que leo. La sensación del espectador con respecto a la tv pública es que está constantemente en la cuerda floja, a punto de estrellarse, es extraño.



El vuelo de la avutarda. Periodismo de andar por casa
Un intento de blog mantenido por Josep Camós
IBSN 0-000-1010-00


Website Powered by Blogger Trackback by HaloScan.com Creative Commons License Caja negra Valid XHTML 1.0 Transitional