El vuelo de la avutarda

 

11.2.06

Viaje con nosotros si quiere gozar

Merlyne Severe decidió embarcarse en Miami con una cabeza metida entre sus pertenencias, esto es, su equipaje. Los hay que viajan con el relicario que heredaron de un pariente, y esta señora decidió hacerlo con el pariente en sí. Al pasar por el control de equipajes alguien resolvió que había motivos para detener a la mujer. Seguramente un perro avispado se puso a olisquear entre las maletas y acabó desmayado. El policía abriría la maleta con sumo cuidado y allí, entre bragas y sostenes, debió de sonreírle el resto mortal. Yo siempre me pongo nervioso antes de los controles de los aeropuertos, lo confieso. Y eso que no suelo ser terrorista, pero no puedo evitar pensar que en un punto como ese puede haber hostias a diestro y siniestro si te toca un extraño compañero de viaje. Me quedo más tranquilo ahora que sé que, después de todo, hay gente más rara todavía que un fanático forofo de los petardos fuera de fechas.

No sé si se pondría nervioso el extinto Gerald Georgettis, que acabó sus días a bordo de un avión de la United Airlines. Que ya hay sitios raros para irse a suicidar. Con lo fácil que es darse de cabezazos contra un muro de hormigón hasta hacerse añicos el cráneo, y Georgettis va y se ahorca en el lavabo de la aeronave. Ahora habrá quien diga, malévolamente, que soportar un vuelo entre Washington y Los Angeles sin fumar un solo pitillo es mucho aguantar, y que el hombre no pudo soportarlo más, pero en cualquier caso me parece un último gesto de pésimo gusto para quien decide abandonar el mundo de los vivos. ¿Qué cara se le debió quedar a la señora Rushmore cuando le entró el apretón en pleno vuelo y no pudo desahogarse en el lavabo? ¿Se cagaría ella en los muertos del señor Georgettis? ¿Esos muertos incluirían al propio señor Georgettis? ¿Cuántos kilómetros haría la pobre mujer pasillo arriba, pasillo abajo? Y, a todas estas, ¿por qué le entraría semejante apretón a la pobre señora Rushmore? Decididamente, hay personas egoístas hasta el último aliento.

Quizá para que los viajeros abandonen ese tipo de comportamientos, en Israel han puesto en marcha un plan de vuelos alternativos: los clientes entran a bordo de un bimotor, el aparato se eleva, y a partir de ahí tienen 45 minutos para hacer el amor en la cabina. La insólita oferta incluye vino, chocolate y preservativos. Sobre los preservativos no haré comentarios, puesto que me parece un regalo justificado dadas las circunstancias. El detalle que me ha marcado es el del vino y el chocolate. Ya sé de dónde venía la señora Rushmore cuando le dio el apretón en pleno vuelo. Si Georgettis hubiera volado a Tel-Aviv, quizá no hubiese acabado colgado del techo de un lavabo.

 

7 comentarios:

Anonymous due dijo (11/2/06 23:13):  

Preciosa canción de la orquesta... osti! si es la de mi pueblo!!
..y disfruten... de todo al pasar... y disfruten...

Petons



Blogger Josep dijo (13/2/06 10:07):  

Me repito como el ajo: véase el título de esta entrada



Anonymous destino dijo (13/2/06 12:09):  

digo yo en el viaje de Tel avi los 200$ incluyen la señorita? hahaha, y me pregunto yo, que pasa si cogen turbulencias, menuda fiesta no? hahaha



Blogger Sergio dijo (13/2/06 13:12):  

Es que eso de llevar cabezas humanas en el equipaje, no entiendo porqué, sigue sin estar bien visto.
Lo mismo era un recuerdo que la mujer quería mantener, como las cenizas del difunto que no querían dejar pasar ni para la hostia en el Manuel Ruiz de Lopera.
Qué tétrico, tío.



Blogger Josep dijo (13/2/06 15:46):  

Mira el tío Justo, qué esbabilao, que hasta se ha enterao del precio por viaje y todo, juas juas juaaas

Sergio: maniática que nos ha salío la peña.



Blogger principemestizo dijo (15/2/06 14:45):  

jajajajaja solo voy a decir eso que me muero de la risa tio



Blogger Josep dijo (15/2/06 14:47):  

Eso está bien, Alteza, eso está bien.



El vuelo de la avutarda. Periodismo de andar por casa
Un intento de blog mantenido por Josep Camós
IBSN 0-000-1010-00


Website Powered by Blogger Trackback by HaloScan.com Creative Commons License Caja negra Valid XHTML 1.0 Transitional