El vuelo de la avutarda

 

3.2.06

Contra el mundo

Hoy he dedicado un rato a leer algunos textos sobre el ya famoso caso de un informático, David Lozano, que el pasado verano tuvo la ocurrencia de colgar en su blog la curiosa "entrevista de salida" que mantuvo con un miembro de la empresa para la que trabajó, Axpe Consulting, el último día que prestó servicio en ella. Desde su publicación, las reacciones a este escrito se vienen estructurando en dos frentes: por un lado, los comentarios de apoyo al joven, haciéndose eco del oscuro talante de la empresa y dando fe de que el caso de Lozano no es un hecho aislado; por otra parte, los comentarios publicados por otros usuarios poniendo a parir a Axpe han motivado que la empresa presente más de una demanda contra su ex trabajador. Tal es el poder de la palabra en internet, máxime cuando los contenidos de la red se organizan en buscadores a los que accede, también, la clientela de una firma comercial.

De lo leído se infiere que algunas consultorías especializadas en outsourcing y body shopping explotan a los trabajadores que prestan sus servicios a clientes externos. Desajustes en los contratos y en los sueldos, faltas de planificación, amenazas... adornan las historias de trabajadores y ex trabajadores de este tipo de empresas. Pero la explotación y el mobbing no son competencia exclusiva de las consultorías. Yo mismo he vivido estos fenómenos en mi propia carne, aunque jamás lo haya publicado en internet. Y en un contexto en que cada empresa tira del "yo te facturo y tú me facturas" para cualquier actividad, puede que la cosa vaya a más. Estamos en el mundo de las subcontratas, diseñadas para ahorrar costes de mantenimiento y adaptar la empresa a las necesidades variables del cliente, y cuyo efecto a menor o mayor plazo es el descontento del cliente, paradójicamente. Va a resultar que David Lozano no publicó una nota contra Axpe. David está luchando contra el mundo. Como curiosidad, un apunte: parece ser que las pequeñas y medianas empresas, al menos en Catalunya, comienzan a ver mermada su productividad, su capacidad de creación de empleo y su rentabilidad. Y para acabar, una recomendación: la lectura de uno de los textos que ofrece Alfredo de Hoces en su blog.

 

2 comentarios:

Anonymous Anónimo dijo (6/2/06 18:40):  

Genial. Bien contado.
La historia de Axpe no ha finalizado aquí. Yo estaría atento estos días al blog original:
www.programacion.com/blogs/79_david_lozano_lucas



Blogger Josep dijo (6/2/06 19:10):  

Pues nada, a montar la tienda de campaña en casa Lozano ;-)



El vuelo de la avutarda. Periodismo de andar por casa
Un intento de blog mantenido por Josep Camós
IBSN 0-000-1010-00


Website Powered by Blogger Trackback by HaloScan.com Creative Commons License Caja negra Valid XHTML 1.0 Transitional