El vuelo de la avutarda

 

19.1.06

El hábito no hace al monje, pero ayuda a camuflar sus michelines

Me ha tocado. El Destino ha puesto en mis manos el eslabón correspondiente a la cadena maniática que asola estos días el bloguerío. Como sabéis, está en marcha una puesta en común de hábitos, manías, neuras y otras filias que, aunque extrañas, resulten abiertamente publicables. A este fin, os comento algunas de mis cinco recurrencias de los últimos tiempos, puesto que mis manías son innumerables, y además me vienen y me van:
  1. Pasarme el día canturreando, aunque sea mentalmente. Hasta ahí todo correcto, imagino. Lo extraño, supongo, es que lo que canturreo no sólo son canciones sino mezclas y remezclas de temas que voy fundiendo en mi cabeza. Reminiscencias de mi pasado como discjockey, supongo.
  2. Revisar la longitud de mis uñas cerrando los dedos hasta rascarme la palma de las manos. Esta manía viene a sustituir mi pasión por la mordedura de uñas, que me ha acompañado inamovible desde que tengo memoria hasta hace apenas unos meses.
  3. Entrelazar los dedos de ambas manos y hacerlos chasquear para desentumecerlos. Dice la leyenda urbana que es malísimo para las articulaciones, por lo que si alguien ve un dedo saltando por el suelo, que sepa que es mío.
  4. Al clásico de no llevar reloj y mirar la hora en el móvil, que lo he visto ya a patadas en otras sesiones de confesión bloguera, le añado yo el no llevar mi anillo de casado. Comenzó siendo una exigencia higiénica cuando trabajaba en el sector de la alimentación, y luego no me lo volví a poner.
  5. Visitar Madrid una vez al año, si es posible. Para celebrarlo, cerraré este blog durante unos días, hasta que vuelva de la Villa.

Y aquí lo dejo, no vaya a ser que se me escape alguna confesión a lo Justo y la liemos.

Bueno, y ahora viene lo más difícil. ¿A qué cinco elementos que no se hayan confesado ya les paso el testigo? Chunga está la cosa, porque mi blogoteca es muy reducida y veo manías por doquier allá donde se me ocurre entrar. Se me ocurren:
Hala, Rubén, maco. T'ha tocat.
Isaac, rey. Ya puedes ir confesando...
Sergio. Ya que dices tener tantas manías, ¿por qué no nos deleitas con cinco más? A ver si descubrimos otras facetas del aguerrido descapullador de almohadas...
Ady. A desnudarse tocan...
Y el quinto lugar queda desierto, por falta de contactos. Qué triste, ¿no?

 

7 comentarios:

Blogger Villaykorte dijo (19/1/06 16:31):  

Lo siento, las cadenas no van conmigo. Y de todas formas con cinco hábitos extraños no tendría ni para empezar.



Blogger Josep dijo (19/1/06 17:20):  

Bueno, ya tenemos un hábito muy saludable: no hacer caso de las cadenas.



Anonymous Ali dijo (19/1/06 19:04):  

¿Vienes pa Madrid? Mucha suerte, no caigas en ninguna zanja ni en el Manzanares, que lo tenemos lleno de lodos tóxicos. Ah. Y al Puente de Toledo ni te acerques, que están las vigas podridas.

Mmmmm, ¡maravilla de ciudad!

Besos.



Blogger Josep dijo (19/1/06 19:19):  

Juer, pos me llevo unos zancos para practicar el zanjing, aguanto la respiración para evitar pestilencias y aumentar mi capacidad pulmonar, y de paso me ato al puente de Toledo y a hacer puenting tarantino.

Todos con el deporte
Ayuntamiento de Madrid

PD.: Menos mal que esta vez no voy en coche...



Blogger Sergio dijo (20/1/06 10:24):  

Giuseppe, ¿quieres hundirme? jajaja, vale lo intentaremos para suplir carencias creativas. (Y así tengo oportunidad de explicar mejor el descapullamiento de la almohada para los que no me entendieron)
Saludos mañaneros



Anonymous Anónimo dijo (22/1/06 14:04):  

oye, que no digas mentirijillas, que sí que tienes contactos... y muchos... asi qu no pongas carita de pena, que somo muchos los que no paramos de leerte!!!

mila muxu



Anonymous Destino dijo (23/1/06 11:54):  

Josep, tan cazao hahaha, bueno tampoco ha sido para tanto, si yo tambien me resistía, pero al final la voluntad débil nos arrastra jajaja. Eso si lo de visitar a madrid me parece un hábito de lo mas raro, raro, porque que quisieras visitar Cayo Loco (solo para entendidos :) lo comprenderia :)



El vuelo de la avutarda. Periodismo de andar por casa
Un intento de blog mantenido por Josep Camós
IBSN 0-000-1010-00


Website Powered by Blogger Trackback by HaloScan.com Creative Commons License Caja negra Valid XHTML 1.0 Transitional