El vuelo de la avutarda

 

6.1.06

Doble rasero para un mundo ciego

"Ojo por ojo, y el mundo acabará ciego", decía Gandhi. Y solemos decir que es cierto, convencidos de que nuestro pensamiento se apunta al pacifismo como máxima prueba de civilización, considerando siempre la civilización como un hecho a todas luces positivo. A mediados de diciembre, maldecíamos el sistema que permitía la muerte de un reo como Stanley Tookie Williams, el mismo que autoriza ahora el asesinato legal del anciano Clarence Ray Allen, también bajo los dominios de Arnold Schwarzenegger, el mismo que otorga a los ciudadanos libre albedrío para poseer una arma que pueden utilizar, dicen, en legítima defensa, pero que causa verdaderos problemas de seguridad en las aulas, en los hogares, en las calles.

Atraco a sangre fría. Imagen: CleanFunny.comConvencidos de que las armas nunca son buenas consejeras, y de que las carga el diablo, asistimos a un capítulo que nos trastoca la visión: Francisco Ramírez, yerno de uno de los fundadores de la textil Ferry's, abatió a tiros a dos de los ocho ladrones que entraron en su casa y arremetieron con el cuidador de la finca y su hijo, la mujer de Ramírez y el propio Francisco, que se las ingenió para deshacerse de sus agresores. Ahora está en libertad con cargos, y en casa defendemos su reacción aunque no necesite nuestra ayuda, que el hombre pese a sus deudas no anda descalzo ni acabará entre rejas.

Porque, ¿cuántos de nosotros no usaría la violencia ante un atraco? En Canals (Valencia), la población donde vive Ramírez, dicen que los asaltos a las casas son el pan de cada día. También son frecuentes los hurtos de carteras en el mercado. Al parecer, los ladrones no entienden de clases sociales. ¿Qué harías tú si te dieras de bruces con el malnacido que le pegó el tirón a tu pobre madre, haciéndola rodar por el suelo entre gritos mientras huía con su bolso por la calle? ¿Cómo reaccionarías si tuvieras ante ti a aquel miserable que te destrozó el coche para no llevarse casi nada? ¿Cuál sería tu respuesta si pudieras ver de nuevo a aquel tipejo que a punta de navaja se quedó con tu reloj, tu cartera y el collar de tu novia? Criticamos la cultura belicista de Estados Unidos, pero si en España las armas se vendieran en el supermercado, dejaríamos en mantillas a la mismísima Kansas City.

 

El vuelo de la avutarda. Periodismo de andar por casa
Un intento de blog mantenido por Josep Camós
IBSN 0-000-1010-00


Website Powered by Blogger Trackback by HaloScan.com Creative Commons License Caja negra Valid XHTML 1.0 Transitional