El vuelo de la avutarda

 

30.12.05

Fin y principio

'Home dels nassos', junto al alcalde de Barcelona¿Sabes? Uno de mis primeros recuerdos consiste en una escena donde mis padres me cuentan que han visto por la Rambla (de Barcelona) a un hombre con tantas narices como días tiene el año. Sucedería un 31 de diciembre, coincidiendo con la tradición catalana que habla de l'home dels nassos (hombre de las narices). Supongo que yo me quedaría por aquel entonces con la boca abierta, imaginándome cómo sería un señor con más de trescientos apéndices nasales sin caer en la cuenta de que al año, en sí, sólo le quedaba un día de vida.

Siguiendo con la costumbre familiar, me dedico ahora a tomarle el pelo a mi hija, a la vez que (como muchos) echo cuentas de cómo ha ido la cosa durante este absurdo ciclo, impuesto por el ser humano, que comienza a medio invierno y que, siendo tan artificioso como el fin del descanso estival, ni tan siquiera coincide con este. Y el balance siempre es positivo, aunque necesita mejorar, como dicen ahora los boletines escolares para no traumatizar a los alumnos que no sirven ni para estar escondidos. Sin embargo, tampoco esbozo demasiados propósitos de enmienda, porque no cuento con un saldo de tiempo a mi favor como para poner en marcha plan de intenciones alguno. Es lo malo (o lo bueno) de vivir el presente como si no existiera el tiempo más allá. De hecho, en puridad no existe el futuro, ya que no es tangible, así que tampoco se me va tanto la pinza. En cualquier lugar, y a falta de una postal mejor que ofrecerte, te deseo un Feliz Año Nuevo, sin saber demasiado bien qué demonios significa eso.

 

3 comentarios:

Anonymous Su dijo (30/12/05 09:32):  

Pues un buen año nuevo significa tranquilidad, felicidad, salud y amor durante los 365 días restantes... y si cae algo de dinero mejor!!
PD: no sé cual es mi primer recuerdo.... quizás sea haciendo galletas de barro... ¿como se sabe cual es el primero?



Blogger Josep dijo (30/12/05 10:54):  

¡Meeec! Error. He dicho "uno de mis primeros recuerdos". El primero es un tren de hojalata dando vueltas por la habitación. ¿Y cómo sé que es el primero? Porque yo lo he decidido así. Por toa la jeta.



Blogger Adrián dijo (31/12/05 23:55):  

¡¡¡Feliz año nuevo!!!



El vuelo de la avutarda. Periodismo de andar por casa
Un intento de blog mantenido por Josep Camós
IBSN 0-000-1010-00


Website Powered by Blogger Trackback by HaloScan.com Creative Commons License Caja negra Valid XHTML 1.0 Transitional