El vuelo de la avutarda

 

21.12.05

Callarse a tiempo

Cuando era joven, me explicaron que existía por aquellos tiempos un pacto tácito entre los diferentes medios de comunicación para evitar tratar algunos temas de la actualidad a fin de evitar males mayores. El paradigma de esta forma de proceder era el silenciamiento de las noticias de suicidios, por cuanto se tenía comprobado que la publicación de una nota sobre este particular disparaba la aparición de nuevos casos por mimetismo. Evidentemente, nadie que viviera en completa armonía consigo y con su entorno se pondría una pistola en la sien, pero la repetida observación de la noticia de un suicidio podría servir a determinadas personas como detonante para tomar una decisión funesta. Que ya se sabe que cuando un tema entra en el agenda-setting de los medios, se machaca hasta exprimirle la última gota, caiga quien caiga. ¿Silenciar los temas es una forma de censura? Seguramente. Pero una censura impulsada en beneficio del bien común.

Violencia. Imagen: Asociación de Operadores SocioterapéuticosAsistimos en la actualidad al reconocimiento mediático del recrudecimiento de la violencia en las calles. La chispa que ha encendido el último fuego discursivo la ha aportado la truculenta muerte de una indigente sucedida el jueves a manos de tres chavales en un cajero automático de Barcelona. Y el incendio está servido con miles de párrafos dedicados al crimen. Los redactores de las principales cabeceras se mueven entre la estupefacción, el análisis superfluo y la manifiesta incapacidad para comprender las causas que motivan estas acciones. Parecen ignorar que también ellos aportan su grano de arena a la montaña de violencia retroalimentada que se evidencia.

Más allá del rito iniciático que indudablemente constituyen acciones perversas como la ocurrida en Barcelona, se echa mano de los clásicos culpables de esta desbordante situación: falla la educación en las aulas, fallan los valores de la juventud y además internet, los videojuegos y el cine promueven actitudes violentas. Se deja de lado, no obstante, el efecto multiplicador de los medios informativos como brillantes ejecutores de una campaña de marketing que sitúa la violencia en el primer plano de nuestras vidas, a fuerza de repetir una y otra vez los escabrosos detalles de cualquier suceso. Y no sólo eso. Se desoye la vocecilla que grita lo evidente: vivimos sumidos en la violencia, en todas y cada una de nuestras facetas cotidianas. Internet, los videojuegos, la escuela, por citar algunos entornos, son espejos que no hacen más que reflejar lo que ven a su paso.

Mientras se organizan mesas de debate donde retorcer el asunto de estos días hasta marearlo sin dar con la razón que motiva la exacerbación de la violencia, hay comunicadores enzarzándose cada día en agrias pugnas dialécticas que no llevan más allá del fomento del odio. Paralelamente, nuestros políticos se pelean desde sus tribunas como unos críos de patio de colegio, y cuando se apagan las antorchas de las cámaras bajan juntos a tomarse un café a la vuelta de la esquina, aparentemente ajenos a la crispación que sus actos y palabras van (también) fomentando y sedimentando. Tres calles más allá, un par de conductores discuten y casi llegan a las manos por un accidente que al final no se ha producido. Pero, claro, es que ha perdido el Barça (o el Madrid, o el Hércules de Alicante) y la gente anda de mala leche. A la violencia le estamos dando un protagonismo que no merecen los violentos, y la vamos promoviendo, acatando y justificando con nuestras palabras y con nuestras actuaciones. Entre todos.

 

5 comentarios:

Anonymous due dijo (21/12/05 16:07):  

Oye, que marcho unos días a casa, asi que te vengo a leer, para desearte unás felices fiestas...
Brindaremos con cava alli también!
Nos vemos a la vuelta!!
A pasarlo bien...



Anonymous Ady Blue dijo (22/12/05 15:03):  

Hola Josep.

Primero responder a esta entrada. Estoy absolutamente de acuerdo en todo lo que has expuesto, muchas veces he tenido esos mismos pensamientos. Lástima que la situación esté como está.

Segundo agradecerte tus comentarios en mi espacio, sé que no te he respondido en otras ocasiones pero es que no estoy muy fina últimamente.

Tercero decirte que tu blog está muy bien estructurado, me gusta mucho, tiene buenas entradas y buenos enlaces.
En su momento te vi cambiar de servidor y me pareció muy bien, yo misma pensé en hacerlo, pero la pereza mental lo evitó. Ayer al ver tu blog de nuevo me lo recordó y hoy me he creado uno nuevo también en Google, aunque no sé si llegará a termino ya que no he puesto nada aún, pero si finalmente me animo dejaré el de microsoft porque no me gusta su política, de hecho llevo días pensando en crearme mi propia web, pero eso es aún más arduo por lo cual esperará más tiempo ;)

Si algún día me ves que entro pero no te dejo nada, no lo tomes a mal. Yo entro echo un vistazo, leo algo si me llama la atención y muchas veces marcho en silencio. Pero bueno, te dejaré algo de vez en cuando ;)

Un besito y ... ¡Feliz Navidad! Jajaja. Que la disfrutes en compañía de tus seres queridos.



Blogger Josep dijo (22/12/05 21:12):  

Due:
Halaaa, ¡ya volverás cuando tengas hambre! :-D Muxu bat eta bidaia on!

Ady:
No te preocupes por la existencia o no de comentarios, que yo no paso lista ;-) Y enhorabuena por la creación del nuevo blog. Espero que lo adecentes cuanto antes y cuelgues por ahí una invitación para llegar hasta él. Un beso. Por cierto, la Navidad la paso en compañía de mis seres queridos: mi familia tangible y tod@s vosotr@s.



Anonymous Ady Blue dijo (23/12/05 00:58):  

Avisaré si finalmente lo pongo en marcha. Respecto a pasar la Navidad también con los ciberamigos... no fisicamente ;-)

Un besito.



Anonymous su dijo (26/12/05 20:11):  

Estoy de acuerdo que no se debe marear la perdiz pero hay que denunciar mediaticamente estas situaciones para el que las cometa no crea que saldrá impunemente. Es lamentable el hecho de que chicos tan jóvenes se le haya ocurrido semejante atrocidad, da miedo. Pero si sacamos esa conclusión de los informativos y debates, tambien lo debemos sacar de las series y peliculas que dan claves para cometer delitos practicamente perfectos... (creo que seria facil con mis conocimientos del CSI)
un abrazo (por cambiar)



El vuelo de la avutarda. Periodismo de andar por casa
Un intento de blog mantenido por Josep Camós
IBSN 0-000-1010-00


Website Powered by Blogger Trackback by HaloScan.com Creative Commons License Caja negra Valid XHTML 1.0 Transitional