El vuelo de la avutarda

 

1.11.05

'La otra' Leonor

No contribuiré yo al estruendo mediático que nos azota desde hace unos días, cuando Letizia Ortiz se puso de parto. Pero sí voy a hacer mención de un detalle que me ha llamado la atención: la Casa Real no registró los dominios de Internet relacionados con el nombre de la criatura hasta el momento del alumbramiento. Que ya me imagino yo al encargado de estos menesteres saliendo apresuradamente de la Zarzuela para ir a asomar la cabeza por entre las cortinas del paritorio y mirar el rostro del príncipe Felipe en busca de un nombre. "Todavía no ha salido; no sabemos nada", diría con sonriente y nerviosa parsimonia el aprendiz de monarca.

Total, que en el momento de hacer efectivo el registro de todos los dominios relacionados con la criatura, se encontraron con www.leonor.es, que imagino que a estas alturas debe de ser la página web más visitada en España. Yo no he querido ser menos y me he dado un paseo por allí. Es una experiencia recomendable: dejen atrás sus complejos de tener un blog poco presentable, entren a ver a la otra Leonor y su autoestima saldrá reforzada. Es una página modesta, que la cantante Leonor Álvarez registró hace ya unos años para promocionarse, y que ahora ha obtenido la atención de los medios con el advenimiento de la sucesora al trono previa reforma constitucional.

Leonor junto a Boris Izaguirre, en 1999Bien mirado, la web ha cumplido la función para la que fue creada. Y ahora está en manos de Leonor la cesión del espacio a la Casa Real, con o sin compensación monetaria de por medio. La página puede desempeñar un segundo papel en la vida profesional de la artista: la financiación de su carrera de ahora en adelante. Ella se resiste: no quiere que le quiten su página. Veremos qué sucede. No creo que nadie le arrebate su dominio. En su día, la Universidad de Syracusa publicó un estudio que establecía que un 80% de las resoluciones sobre litigios por un ciberespacio se saldan a favor del propietario original. Pero, puestos a fantasear, podría ser que la Casa Real obligase a la chica a cambiar su nombre artístico por el de Leonor.bak, por ejemplo. Eso podría suponer un empujón conceptual a su carrera, proyectándola a la ciberescena con un toque post-moderno. ¿Por qué no?

 

2 comentarios:

Anonymous Su dijo (11/11/05 10:47):  

Pues casualmente el otro día tenía puesto un canal de música mientra limpiaba y estaban echando el videoclip de Bustamante, me quedé mirando la "interpretación sobreactuada" del chico que contaba una historia como del siglo XIX de un amor por una chica ya fallecida y al final muestran la tumba, muy bonita como de cuento de hadas y aparece el nombre de Leonor, así a pelo sin fechas y sin nada (o eso creo), así que me quedé pensando en las casualidades tan grandes que hay en la vida.



Blogger Josep dijo (11/11/05 12:35):  

Nombre arcaizante, en efecto. Como la institución en sí.



El vuelo de la avutarda. Periodismo de andar por casa
Un intento de blog mantenido por Josep Camós
IBSN 0-000-1010-00


Website Powered by Blogger Trackback by HaloScan.com Creative Commons License Caja negra Valid XHTML 1.0 Transitional