El vuelo de la avutarda

 

17.10.05

Yo, para ser feliz, quiero un camión

Con cuentagotas está trascendiendo el resultado de las negociaciones entre diversos ministerios y la patronal del sector del transporte. Tal y como ha denunciado algún sindicato las discusiones se están celebrando en un entorno poco transparente y participativo. Con lo que sabemos hasta el momento, yo me atrevo a posicionarme en el conflicto que ha hecho ir a la huelga a una mayoría de los transportistas, según afirma la Confederación Española del Transporte de Mercancías. Y en esta ocasión me pongo a favor del consumidor medio, ese que no es ni empresario del transporte ni transportista ni sindicalero ni ministro, pero que con su dinero paga a todo el resto.

En resumen, los transportistas vienen a reclamar una ayuda pública para paliar el disparatado aumento del precio del carburante, piden asimismo la implantación del gasóleo profesional a partir de 2007, la exención del llamado céntimo sanitario en las comunidades en las que este se aplica y diversas mejoras sociales perfectamente reclamables desde su condición de trabajadores por cuenta ajena siendo ellos mayormente autónomos, una forma de trabajar que siempre me ha chocado un poco pero que abordarla me ocuparía una entrada diferente en este blog.

Cada dos por tres vemos manifestaciones de agricultores, ganaderos y pescadores que se quejan de la diferencia que existe entre el precio que reciben ellos por sus cosechas, crianzas y capturas y aquel que pagamos los consumidores en el mercado, y apuntan a los intermediarios como esos elementos que hacen incrementar los precios sin aparente justificación. Generalmente, para que alguien gane es necesario que alguien pierda. Ahora hablamos de otro punto de la cadena y estamos de acuerdo en que todos deben vivir, pero... ¿a costa de quién?

Destrozos ocasionados por un piquete. Imagen: '20 minutos'Y cuanto más leo más me asaltan las dudas: ¿Qué produce una curva de precios al alza? ¿Qué es el gasóleo profesional? ¿Quién debería estar exento del pago de impuestos y por qué motivo?

Desmenuzando mis preguntas, resulta que uno de los factores que más inciden en la inflación, históricamente, es el aumento del precio del petróleo. La energía, ya lo dije hace unos días, mueve molinos desde que el ser humano comenzó a dominar el fuego, ¿o acaso es el dominio del fuego el que controla al ser humano? Las guerras generalmente comienzan por el usufructo de los recursos. Y si estos son bienes condenados a la desaparición, por ley de mercado notarán cualquier traspiés de la Economía mundial. ¿Por qué hacemos colgar de ese hilo la espada de Damocles del abastecimiento?

En otros países, las mercancías se transportan generalmente mediante las líneas de ferrocarril y luego se distribuyen con camiones medianos. Aquí todavía nos estamos planteando cómo unir España y la Europa suprapirenaica con un tren que supere los 300 km/h. Vamos, como para plantearse generalizar el transporte de mercancías por vía férrea para largos recorridos. Aquí somos los reyes del trailer, aun a sabiendas de que el transporte así concebido resulta más caro (en cuestión de costes, no de precios) y, sobre todo, menos sostenible. Pero durante años la carretera ha dado empleo a muchas personas, razón por la cual lo mantenemos e ignoramos otras alternativas.

Volviendo a mis dudas, ¿es más profesional el uso del gasóleo en un camión que en el coche de un oficinista que no tiene más opción que su vehículo particular para desplazarse a su puesto de trabajo, que puede distar hasta 30 kilómetros de su lugar de residencia? Evidentemente, su consumo es mucho menor, pero no deja de ser por motivos de trabajo que nadie le reconocerá. Y en el terreno impositivo, ¿acaso los transportistas no hacen uso de la sanidad pública que se ha decidido (con mayor o menor acierto) sufragar con una parte del precio del carburante? Como todas las huelgas, este paro está planteado muy desde el punto de vista particular de los convocantes y muy poco desde un punto de vista que aporte soluciones al común de la sociedad.

Como he dicho al inicio, me posiciono a favor del consumidor de a pie: ese que puede verse afectado (y en el norte de España ya está ocurriendo) por la falta de reacción de unos y el empecinamiento de otros. Pero mi postura no está en contra de los transportistas, aunque parezca lo contrario. Entiendo su situación, pero no comparto los puntos que he comentado. Soy el primero que reconoce que sus jornadas de trabajo son maratonianas. Soy el primero que he exigido a un transportista cumplir con unos horarios imposibles y le he regateado el precio. Soy el primero que, habiendo trabajado al volante, quemé literalmente el motor del camión y de paso mi salud por cumplir con unos objetivos imposibles. Pero las cosas no se arreglan desabasteciendo a una población que, para mayor recochineo, acabará notando en su bolsillo las mejoras que puedan obtener los transportistas mediante la presión de la huelga.

 

1 comentarios:

Anonymous su (lapetrolerahundida) dijo (18/10/05 11:10):  

Es que esto del petróleo es un tema peliagudo. Creo que hay la tecnología para crear otra forma de energía, pero no interesa de momento. Sin meterme en los altos gastos que soportan las empresas sean de transporte, de pesca o de cualquier otra cosa... el consumidor medio ya gasta una parte muy importante de su sustento en gasolina. Nosotros durante el mes gastábamos una media de 120€ y sólo para trabajar, porque apenas recorremos km para el ocio. Si este gasto se lo restas a un sueldo ingrato, este queda en un mier....
Hace ya muchos años que leí que se podían hacer coches que no consumían ni una gota de gasolina/gasoil, pero que no interesaba implantarlo porque el petróleo mueve millones y millones. Estaremos así hasta que se acabe. Lo que debía hacer el gobierno es implantar energías más limpias y renegociar los precios pero para todos, empresas y particulares. Que nosotros tambien pagamos.



El vuelo de la avutarda. Periodismo de andar por casa
Un intento de blog mantenido por Josep Camós
IBSN 0-000-1010-00


Website Powered by Blogger Trackback by HaloScan.com Creative Commons License Caja negra Valid XHTML 1.0 Transitional