El vuelo de la avutarda

 

15.10.05

Siniestralidad bajo agua

Hace ya años que escuché en la radio decir a un responsable de Seguridad Vial que, mirando las estadísticas sobre siniestralidad en carreteras y ciudades, se sabe cuándo comienza un periodo de lluvias. Sí, se ve que el primer día de una borrasca la gente se estrella más. Es como si el primer día de chubascos no recordáramos que es necesario guardar algo de distancia con el coche de delante. Claro, como sobre seco nunca lo hacemos, y como estamos tan acostumbrados a la pertinaz sequía, pues nos caen cuatro gotas y no sabemos reaccionar.

Y ya nos tienes conduciendo estresados: ¿Cómo funcionaba el limpiaparabrisas? ¿Era este botón? Y de golpe se te enciende ahí en medio una luz naranja en forma de horno microondas con grill que te deja medio ciego. Ay, no, calla, que eso es la luneta térmica. Que el primer día que oí lo de luneta térmica me pensaba yo que era algo de una expedición espacial: "la luneta térmica ha aterrizado en la superficie de Marte". Y mi hermano me dijo: que no, hombre, que es el cristal de atrás. ¡Coño, pues que le llamen ventana de atrás! ¡Mira que nos gusta complicarnos la vida!

Total, que ya nos volvemos locos buscando el limpiaparabrisas, como para acordarse de que hay que separarse del coche de delante y circular más despacio. Y eso que en los carteles luminosos ya te lo dicen: "MODERE LA VELOCIDAD", pero tú ya tienes suficiente con la lluvia y el limpiaparabrisas por fin en marcha, que un día quisiera que alguien me explicara por qué se llama limpiaparabrisas, si lo único que hace al pasar por el cristal es dejarte una raya justo a la altura de los ojos emborronándote la visión. Que para mí que cuando vas al concesionario el vendedor ya te mira de arriba a abajo, escudriñándote, como para averiguar tu altura y darte el coche perfecto para que la raya te pille a la altura de la mirada. Está todo calculado.

Y estás allí, en medio de la lluvia, y en el cartel que teóricamente dice "MODERE LA VELOCIDAD" apenas llegas a leer "WOOEPE IA UEIOCIOAO", y te piensas que le ha tocado la lotería al tío que escribe los textos en la pantalla y ha decidido mandar su interesante trabajo a tomar viento. O eso, o es que su equipo ha ganado la Copa de Europa y el hombre lo está celebrando desde el puesto de mando para compartir su alegría con los conductores, que al ver el cartel no entienden nada pero siguen circulando a toda castaña y a medio metro los unos de los otros.

Yo he llegado a la conclusión de que somos seres tan sociales que necesitamos conducir pegados a los demás a pesar de que se interponga una carrocería entre nosotros y el resto de los conductores. Que ya lo decía más o menos Sergio Dalma: "rodar de lejos no es rodar, es como estar rodando solo, tú conduciendo en un volcán, y a dos metros de ti circulando yo en el polo". En el polo, en el clio o en el meriva, que tanto da. Por cierto, ¿alguien sabe qué se fuman los señores que bautizan los modelos de coches? Es que a mí no me parecen normales algunos nombres. En fin...

Tráfico densoEl caso es que, con lluvia o sin ella, cuando vemos un coche frente a nosotros, vamos acelerando hasta poder verle debajo de la matrícula la chapita del concesionario donde el hombre se compró el coche. ¡Como si a nosotros nos importara lo más mínimo! Y cuando ya estás a punto de averiguar si el conductor de delante tiene o no caspa, llega el accidente. ¿Quién lo iba a decir? Y como circulamos todos en una especie de scalextric sin intercambio de carriles, allá vamos todos, solidarizándonos los unos con los otros, formando lo que se denomina colisión en cadena, que tampoco sé por qué se llama así, si en realidad parece más una colisión desencadenada, porque en cuanto se paran los coches y salen sus ocupantes se desencadena un proceso de acusaciones cruzadas sobre la responsabilidad del accidente:

-Que ibas muy pegado a mí, joder. -No, has sido tú, que has frenado de golpe. -¿De golpe? ¡Pero si te estaba avisando! -Ah, ¿ahora sacar el brazo por la ventanilla con el dedo medio alzado es avisar? Pues yo no he recibido la carta de Tráfico diciéndome que eso es una señal nueva. -Oiga, a mi hijo no le diga Usted nada, que él conduce muy bien. -Señora, ¡pero si se me ha echado encima! -Pues algo habrá hecho Usted, porque mi hijo es muy buena persona. -Mamá, por favor... -El abuelo, ¿dónde está el abuelo?

Pero entonces aparecen ellos. Con sus sirenas destellantes, abriéndose paso entre la multitud de coches detenidos por el accidente, llegan dos patrullas de policía dispuestos a devolver la paz a las carreteras de su jurisdicción. Bajan del coche, se colocan bien el cinturón, la placa y la funda de la pistola, mientras de fondo suenan unos redobles de tambor, y dicen: "a ver, todo el mundo quieto". Lo cual es una estupidez, claro, porque antes de su llegada ya estaba todo el mundo quieto. Los accidentados, porque los coches no se mueven. El resto, porque están mirándolo todo como si les fuera la vida en ello. Que ya se sabe que hay dos eventos que jamás puede perderse un voyeur: un edificio en construcción y un accidente de tráfico.

El otro día un tío, bastante pijo él, se puso a hacer fotos del accidente con el móvil para pasárselo a sus amigos: "Hostia, qué fuerte, tíos. Estoy viendo un piño delante mío. Mirad, mirad..." y les pasaba la imagen: aquel coche que al comprarlo era de cinco puertas y ahora tenía tres y un trozo; aquella señora empeñada en encontrar su zapato, que su marido estaba tirado por el suelo, pero a ella sólo le obsesionaba el zapato; aquel mejunge de color verde del líquido del radiador que parece sangre de una lagartija mezclado con más cristales de los que llevaba el coche, que para mí que los echan los mismos accidentados para poder reclamar más al seguro.

Y en medio de todo ese fregao, la Policía, al menos en Catalunya, decide poner en marcha su plan de emergencias pensado para la ocasión. Un show, accesible por cualquier conductor que se vea atrapado cerca del accidente, que incluye:

  1. Cierre de la zona al resto del tráfico. Aunque haya quince carriles y el vehículo accidentado sea un patinete, se cierra toda la circulación, no vaya a ser que el patinete salte por los aires y destruya la humanidad en su conjunto. Comparado con esa posibilidad, ¿qué más dan diez o doce kilómetros de caravana?
  2. Llamada de urgencia a efectivos de refuerzo, para cuando se haya aclarado el problema poder ir a comentar la jugada a un punto de encuentro donde los agentes no beberán nada porque están de servicio, como siempre hemos visto en las películas.
  3. Llamada de urgencia a veinte ambulancias, aunque en total haya tres personas accidentadas, la más grave con un esguince de tobillo, y un periquito asustado. Mientras, una señora espera pacientemente en su casa porque a su marido le ha dado un paro cardíaco pero ella sólo sabe que se ha puesto muy raro después de comerse unos chipirones rebozados y le han dicho que le mandaban rápidamente una ambulancia. Y de eso hace ya tres cuartos de hora.
  4. Llamada de urgencia a cuarenta dotaciones de los bomberos, no vaya a ser que alguna chispa abra un incendio en medio de la autopista e incinere al instante a toda población viviente en un radio de cincuenta kilómetros. Los bomberos llegan al lugar de la colisión, ven que ni hay fuego ni hay que convertir en descapotable coche alguno, se cabrean y se van.

Y así cada vez que hay un accidente. Por eso yo cuando conduzco voy cantando aquello de "precaución, amigo conductor, la senda es peligrosa". No tanto por el accidente en sí, sino por los peligros colaterales que conlleva.

 

8 comentarios:

Anonymous liver dijo (16/10/05 03:06):  

Ya veo que te has trasladado tu también, pues nada..haber si este aguanta...buena suerte...

Besotes...



Anonymous due de vacaciones dijo (16/10/05 13:30):  

Pues es casualidad pero hace dos semanas que un coche se empotró contra la puerta del garaje que hay delante de mi portal, no sin antes atropellar a un insensato niñato motorista sin casco que se le hechó literalmente encima por una apuesta con sus amigotes (estaba fumándome un piti cuando pasó toda la secuencia)... El Show fue impresionate, total para que al final el niño se fuera a su casa a las 6h con simples hematomas y el dueño del garaje tan contento con su puerta nueva (era de madera podrida y hacía tiempo que la tenía que haber cambiado,asi que le ha ido de coña el siniestro)...
Para todo esto tuvimos que aguantar; 12 vecinas histéricas llorando sin parar, la abuela del nene con un amago de infarto, el conductor perdiendo los papales llorando como un baby de pleno sofocón,todo el vecindario alterado, 2 patrullas de locales, 3 ambulancias y 2 horas de entretenimeinto sin fin...
También era un día de lluvia...
Y cuando llueve ya se sabe; "The Show must go on"...



Blogger Josep dijo (16/10/05 13:32):  

Lo que yo te diga...



Anonymous due x duplicado dijo (16/10/05 13:33):  

Por cierto; es una equivocación o Cayena es un No-color?? No querías decir canela en catalán (ostras, ahora mismo no me sale...)



Blogger Josep dijo (16/10/05 13:36):  

No, no hablo de 'canyella' (canela en catalán) sino de cayena, una especia picante de tono rojizo anaranjado que últimamente se ha puesto de moda como ¿color?



Anonymous due dijo (16/10/05 13:38):  

Ups... Estos de barcelona lo saben todo... No tenia ni idea!



Blogger Josep dijo (16/10/05 13:39):  

Ya será menos, sagerá.



Anonymous Su (normalizada) dijo (17/10/05 11:53):  

Normal!! si de noche no miro un pijo en la carretera cuando llueve mucho menos!! yo sería que la recibiría por detras porque siempre guardo la distancias más que de sobra pero en los pasos de cebra casi siempre doy unos frenazos.... joe que la gente cruza sin mirar!! y claro, más de un bozinazo he recibido y menos mál que el coche me ha respondido, que si no... y es que esto del coche a mi me da terror.

Tengo más colores... vamos que vas a la drogería y te pones a ver los de los tintes del pelo y hay para hacer un blog entero: violín, negro oriente, rubio ceniza, chocolate, marrón glacé, rojo moscú... y cienes y cienes de ellos (jaja me ha gustado la palabreja)



El vuelo de la avutarda. Periodismo de andar por casa
Un intento de blog mantenido por Josep Camós
IBSN 0-000-1010-00


Website Powered by Blogger Trackback by HaloScan.com Creative Commons License Caja negra Valid XHTML 1.0 Transitional