El vuelo de la avutarda

 

27.10.05

Chatarra en el ciberespacio

Voy traspasando archivos de un ordenador a otro, y me encuentro con esas joyas de hace unos meses a las que hoy apenas presto atención, asuntos que en su día me llenaron y que ahora apenas recuerdo. Funcionamos por impulsos y así vivimos el día a día de ímpetu en ímpetu, con una lente de corto alcance que nos hace perder de vista la perspectiva del mundo que nos envuelve. La constancia es un valor a la baja. Hacemos las cosas porque llega un momento que hay que hacerlas, pero somos casi incapaces de mantenerlas. La creación depende de un golpe de energía. El mantenimiento supone un coste constante que no siempre podemos o queremos permitirnos.

Página no encontradaReviso documentos y lanzo a la papelera horas de trabajo que con el paso del tiempo han quedado en nada. Y navego por Internet y veo todos esos links que no llevan a ninguna parte excepto a un extraño lugar con mucho texto que no dice nada. Encuentro todas esas páginas sin actualizar desde hace meses o incluso años, y me pregunto cómo nadie es capaz de dejar plasmada la fecha en un lugar así junto al compromiso de la actualización periódica; es como dejar un cheque en blanco dando fe de nuestra falta de palabra. Pienso en todos esos servidores atiborrados de porquería que no interesan a nadie, ni siquiera a quien puso allí su información asegurando ilusionado que en breve daría más y mejor...

Curioso ser, el rey de la creación. Con los años, hemos llenado de desperdicios los ríos, los mares, la Tierra. Ahora, cuando esta se halla al borde del colapso comenzamos a buscar nuevos ámbitos que descubrir, invadir, colonizar, explotar y abandonar llenos de basura hasta los topes. Ya tenemos un ciberespacio con el que jugar impunemente, y a los pocos años de su descubrimiento ya lo estamos dejando hecho un asco. Pronto surgirá un nuevo movimiento: el ciberecologismo, que a golpe de tecla "Supr" hará justicia en las redes de este mundo que nos suena a ficticio pero que nos engancha, y en el que nos desenvolvemos como nunca lo haríamos en el otro, en el real. Desgraciadamente, no hay una tecla "Supr" para la Tierra, ni un Control-Z para nuestras vidas.

 

5 comentarios:

Anonymous Ady Blue dijo (28/10/05 01:50):  

Me gusta la música de fondo, me gusta tu nuevo blog, me gusta lo que escribes y como lo escribes, ... Y cuanta razón tienes!

Sigue en tu línea.

Un besito azulito repleto de energía para reponer tu cuerpo serrano y ¡Ole! Jajaja.



Anonymous due (otra vez me voy) dijo (28/10/05 08:54):  

Ya veo que has vuelto y estás con tu "puesta apunto". Pues ale, que no se diga!
por cierto, hoy me voy unos dias a casa, que ya iva siendo hora, a que me ceben de comida y me mimen como a tí, que me has dado envidia!
Muxu bat



Blogger Josep dijo (28/10/05 12:16):  

Gracias, Ady, es un placer escribir para gente tan maja.

Due: como no pares al final te vas a tener que medicar contra el jet-lag, juas juas juas... Mila muxu eta lastearte.



Anonymous su dijo (11/11/05 21:18):  

Curioso la cantidad de blogs abandonados a su suerte he encontrado.. algunos realmente buenos, pero solos al fin y al cabo!! :(



Blogger Josep dijo (11/11/05 21:43):  

Curioso que se te haya pegado lo de "curioso" :-D



El vuelo de la avutarda. Periodismo de andar por casa
Un intento de blog mantenido por Josep Camós
IBSN 0-000-1010-00


Website Powered by Blogger Trackback by HaloScan.com Creative Commons License Caja negra Valid XHTML 1.0 Transitional