El vuelo de la avutarda

 

22.9.05

/nick diputada_rubia

Desde el inicio de este curso parlamentario, los diputados cuentan ya con ordenadores instalados en sus propios escaños. La noticia nos llena de gozo y algarabía. La Cámara ya los había dotado de móviles de última generación (umts) por medio de los cuales los políticos se debían de enviar sms del tipo "josemari :-P pásalo". No quiero ni imaginar cómo debió de ser el infierno de politonos que se generó en la Cámara: la señal de los móviles tuvo que ser inhibida para que no distrajera a los parlamentarios cuando se debatía en el hemiciclo. Ahora tienen ordenadores fijos en los despachos, un portátil en el maletín y escaños digitalizados, con conexión a Internet y al circuito cerrado de televisión del Parlamento. Vamos, ¡como para no distraerse!

Ya me veo yo a Marianín chateando con PetaZetas por messenger, conectándose la webcam para mostrarse mutuamente la lengua mientras que otros se bajan películas del eMule al tiempo que aprueban leyes antipiratería. Me imagino a Acebes y Zaplana bromeando por irc y cambiándose el nick doble_línea_de_investigación por otro más sugerente, a la vez que algún diputado aprovecha para mirar la cartelera del cine, encargar la compra al supermercado e incluso apostar por el ganador del próximo derby en la Red de redes. Ya no veremos más imágenes de políticos en brazos de Morfeo. A partir de ahora, contemplaremos a los diputados con los ojos inyectados en sangre y el dedo loco de tanto clickear.

Pero sus señorías ya han presentado algunas quejas: ellos, porque desde las cámaras se muestran por los monitores de cada escaño sus brillantes calvas; ellas, porque algún realizador la ha tomado con el canalillo de la diputada de turno. No quiero imaginarme yo que uno de los cámaras esté perdidamente enamorado de Ana Palacio. El diario de sesiones, siguiendo lo emitido a través del canal de televisión interna, podría transformarse en un diario de Patricia cualquiera, con el cameraman exultante por poder compartir, por fin, sofá con su amor imposible.

Se me ocurre que si el contenido registrado por el circuito interno resulta suficientemente interesante, podría emitirse por televisión en formato de concurso al uso. De esta forma, los espectadores estaríamos capacitados para votar, vía sms, a los parlamentarios que a nuestro juicio deberían abandonar el hemiciclo en cada sesión. También podrían enviarse mensajes de apoyo a los políticos favoritos. En los obligados resúmenes de imágenes, veríamos espectaculares extracciones mucosonasales de algún barbado parlamentario alopécico hasta el día sólo conocido por su círculo familiar y vecinal más allegado. Todo un triunfo mediático a instancias de la higiene nasal.

Políticos sometidos a voluntad tecnológica

Ha habido más detractores de la innovación tecnológica: algunos parlamentarios se han quejado de que el escaño se les ha quedado algo parecido a la casa de Gila, o para que me entiendan los más jóvenes, como una solución habitacional de 30 m2 equipada en Ikea: los políticos se ven obligados a plegar el teclado cada vez que otro parlamentario se ve en la necesidad de pasar por su espacio, aunque sea para hacer pis. Se me ocurre la imagen de un teatro en el que más de uno maldice en arameo y vota a bríos cada vez que un espectador tardío lo obliga entre disculpas a ponerse en pie para que el impuntual pueda acceder a su localidad.

Ha dado comienzo el curso político de la tecnología. Pero también han surgido problemas tan antiguos como el del espacio vital. Ha habido algún grupo parlamentario que ha protestado porque los despachos de sus diputados son menores que los de otras formaciones políticas. En las aulas, y no digamos en los hogares españoles, todavía faltan ordenadores que garanticen el total acceso a las posibilidades que ofrece Internet. En el parlamento, se equipa a cada diputado con tres máquinas. Supongo que la caridad bien entendida comienza por cada uno.

 

3 comentarios:

Anonymous unahabitacionpropia (23/09/2005 10:28) dijo (17/11/05 13:01):  

No se de que se quejan, con los sueldazos que tienen bien se pueden acomodar un poco tirando se sus propios bolsillos.... con la cantidad de problemas para resolver me sorprende que se preocupen por cosas tan nimias. Ahora me explico porque hay tanto político con blog.... Besiños



Anonymous Criss (23/09/2005 10:44) dijo (17/11/05 13:01):  

sí, creo que tienes razón en cuanto a que el YO lo dejamos muchas veces abandonado, para poder ayudar a los que tenemos alrededor y cuando nos queremos dar cuenta, somos nosotros los que necesitamos ayuda... pero claro, muchas veces uno se da cuenta tarde de eso, y se ve con el agua hasta el cuello; creo que es un buen momento para saber bien quienes son los que se hacen llamar "mejores amigos" o... simplemente "amigos". También he de decir que, he puesto que una palabra importante es el NOSOTROS, en el que al fin y al cabo también se incluye al YO (aunque siempre de una manera o de otra, tiramos más hacia la ayuda al otro). Bueno ahi ha quedado unas palabritas, no sé si estarás de acuerdo con ellas o no... pero para eso están las opiniones, que son subjetivas 100%. Un besote.



Anonymous Josep (23/09/2005 18:14) dijo (17/11/05 13:02):  

Su: mira que llegas a ser insolidaria, ¿eh? XD Un besiño!

Criss: A poco que te descuidas, a menudo el "nosotros" se acaba transformando en "tú". Por eso acababa mi comentario con una colorista llamada a la esperanza. Un besote!



El vuelo de la avutarda. Periodismo de andar por casa
Un intento de blog mantenido por Josep Camós
IBSN 0-000-1010-00


Website Powered by Blogger Trackback by HaloScan.com Creative Commons License Caja negra Valid XHTML 1.0 Transitional