El vuelo de la avutarda

 

30.8.05

"Ande yo caliente y ríase la gente" (Luis de Góngora y Argote)

Leo en El Periódico que el actor Robert Downey Jr, recordado más por su angustioso pasado con las drogas y la cárcel allá por 1990 que por su currículum artístico, a pesar de contar con más de 50 películas a sus espaldas, se dio una vuelta por el Registro de Long Island el pasado sábado para contraer matrimonio con la productora Susan Levin ataviado con traje negro, zapatillas deportivas de color lila y un fulard a juego con el calzado. Todo un lujo para los sentidos, he pensado yo al contemplar la foto que acompañaba a la información, y que por respeto al respetable no reproduciré aquí, pues la imagen causa cefalea. A ver, que yo no me casé con chaqué ni chistera, precisamente, pero es que de ese extremo al look pacoclavelino que lució el actor en la ceremonia media un abismillo.

Sobre pintas extremas, podría escribirse un libro con sólo observar las tendencias de la moda desde los años sesenta hasta la actualidad. Sin embargo, la mezcolanza de estilos utilizada por Downey en su boda, a medio paso entre lo obligado y la comodidad, me ha traído a la memoria un look muy específico que se dio a conocer a mediados de los ochenta en Nueva York: el de las secretarias en bambas. Las chicas de los tiempos de los yuppies llegaban a su puesto de trabajo allá por el downtown de la ciudad, caminando con traje chaqueta sobre zapatillas de deporte y con unos zapatos de tacón debidamente guardados en el bolso. Al subir a la oficina se cambiaban el calzado, como Batman cambiando de atuendo en el ascensor que daba acceso a su fantástica cueva, pero en yuppie.

Los yuppies (diminutivo de young urban professional), en masculino, también marcaron una tendencia en las formas de vestir. Hicieron populares unas indumentarias conservadoras tras las estridencias exhibidas durante los años setenta. En algunos entornos, incluso, popularizaron el scooter como medio de transporte, lo cual visualmente no dejaba de chocar a los viandantes, que se veían sorprendidos por aquellas hordas de jovencitos casi imberbes vestidos de traje y sobre una moto invadiendo la ciudad. De hecho, incluso Honda lanzó el modelo Yupy, diseñado ex profeso para los jóvenes profesionales urbanitas que durante un tiempo plagaron las calles del mundo occidental. Como los ciclos keynesianos de la economía, las tendencias del vestir vienen y van.

Honda Yupy

 

2 comentarios:

Nunca te acostarás sin saber una cosa más. No tenía ni idea de que Yupi eran siglas ni que viajan en ciclomotor, ni que las secretarias hicieran tal cosa.... Muy interesante; como todo lo que cuentas. Un saludo.



Anonymous Tiffani (01/09/2005 00:16) dijo (10/11/05 21:58):  

Bona nit_ no puedo scribir tanto como kisiera xq toy con el mvl pero kiero felicitarte nuevamente x la pag y decirte q mañana sera unos d los dias mas importantes d mi vida y kisieramos ale y yo hablar contigo



El vuelo de la avutarda. Periodismo de andar por casa
Un intento de blog mantenido por Josep Camós
IBSN 0-000-1010-00


Website Powered by Blogger Trackback by HaloScan.com Creative Commons License Caja negra Valid XHTML 1.0 Transitional