El vuelo de la avutarda

 

20.7.05

Ah, pero... ¿no era un microondas?

Estamos en el año 2005 d.C. Todo el mundo está conectado por una red telemática... ¿Todo? ¡No! Una aldea poblada por irreductibles druidas se resiste todavía a transferir sus conocimientos a través de esta red a los reducidos campamentos de Babórum, Acuárium, Laudánum y Petibónum. No aceptan el hecho de que los expedientes pueden ser compartidos por un invento denominado correo electrónico, y siguen enviando palomas mensajeras con los informes sobre una tendinitis, una tromboflevitis o un quiste triquilémico de un centro asistencial a otro. Con un poco de suerte, utilizan al mismísimo paciente como improvisado mensajero de sus informes, sean estos por escrito o siguiendo la tradición oral, que es más genuina.

Cada vez que nos recibe un galeno que no nos había visto anteriormente, nos hace recuperar nuestro árbol genealógico hasta conocer de qué fallecieron Adán y Eva. Y rellenan el mismo formulario que meses antes ya quedó cumplimentado en otro consultorio, siempre confiando en la buena memoria de un paciente que va al médico porque no se encuentra bien y, siendo ese el centro de su preocupación, es susceptible de olvidar temporalmente si cuando era pequeño sufrió alergia a algún medicamento, pongo por caso.

Las ciencias avanzan que es una barbaridad, salvo en materia de gestionar la salud, que es lo que importa.

Usos alternativos de un PC

 

1 comentarios:

Anonymous Adrián (20/07/2005 18:19) dijo (10/11/05 18:02):  

Problemillas con la seguridad social eh? A mi me encanta la cantinela de los volantes. Uno, cansado de ver hospital central, CSI, e incluso las noches temáticas de la 2, sabe perfectamente que su dolencia es de cervicales, localizada entre la 5ª y 6ª vértebra, quizás un problema de disco. Y que tiene que hacer? hay dos vertientes: -Echarle morro e ir directamente a urgencias, donde con un poco de suerte nos atenderán; -O ir al centro de salud más cercano, concertar cita con el médico de cabecera, este a su vez nos enviará a nosequien, con éste conseguiremos hacernos unas pruebas de orina que no vienen al caso, y descubriremos que tenemos falta de hierro... En fin, que estamos como queremos, esta claro que esta sanidad es lo mejor que nos ha podido pasar xDD No rallo más, saludos de esos, de los cordiales; Adrián



El vuelo de la avutarda. Periodismo de andar por casa
Un intento de blog mantenido por Josep Camós
IBSN 0-000-1010-00


Website Powered by Blogger Trackback by HaloScan.com Creative Commons License Caja negra Valid XHTML 1.0 Transitional