El vuelo de la avutarda

 

16.6.05

Locos por Goya

Leo por ahí que la policía ha encontrado en Montenegro un lienzo de Goya que había sido sustraído a un anticuario en una exposición celebrada en Turín hace unos cuatro años.

Ya sé que soy un poco corto, pero yo esto de los robos de cuadros nunca lo he entendido. Porque a ver, cuando yo voy a enmarcar algo, ni que sea un póster de Marifé de Triana, al salir de la tienda parezco un barco a vela, que siempre miro el parte meteorológico antes de ir, porque como haga viento puedo salir surcando los mares del sur, del norte, del este y del oeste. ¡Que va para allá el del cuadrooo! ¡Pistaaa!

¿Cómo se saca un cuadro de una exposición? Que además van con esos marcos repujados, tallados a mano en madera de chopo salvaje barnizado con brillo sobre un tinte de color dorado. Que para mí que ya lo hacen tan hortera para que nadie tenga ganas de llevárselo. Y si algún insensato lo intenta, que se le localice rápidamente, como los trajes de los presos: “¡Allá va el del cuadro! ¡Ese que parece una folcrórica en un acto benéfico! Ostia, cuidao, que hoy hace viento. ¡Que se va volandooo...!”

Vale que el articulo robado en esta ocasión mide algo menos que un DIN A4, pero ¿cómo se hace en estos casos? ¿Te lo llevas en una carpeta como si fuera una pegatina de Madonna? “Mira, yo en vez de una foto de Beckham, llevo El Conde Ugolino. Es que yo soy fan de Goya, ¿qué pasa?”

Y con aquellos guardias que ponen en las exposiciones, que todos llevan gorra de plato y bigote amenazador. Que no tienes narices a preguntarles ni donde está el lavabo. Yo una vez tuve un apuro... Menos mal que era una exposición de arte belga y tenían una réplica del Manneken Pis. Bueno... quedó disimulado.

Pero, claro, se ve que en esta exposición no debía de haber nadie controlando la salida del personal. O a lo mejor el robo lo perpetraron un grupo de estudiantes armados con carpetas. Que cualquiera se pone a registrar los efectos de los colegiales de hoy en día, con la mala leche que se gastan. Claro, se han criado viendo Pulp Fiction y las Supernenas y en la cabeza se les ha hecho una compota mental que ni te cuento.

De momento, han detenido a dos personas. Al parecer, son hermanos. Total, que les han partido en dos el negocio familiar y el sustento de esta gente. Teniendo en cuenta que el motivo de la pintura es una escena de canibalismo de La Divina Comedia, creo que a estos presuntos ladrones les va a tocar comerse el marrón.

 

 

El vuelo de la avutarda. Periodismo de andar por casa
Un intento de blog mantenido por Josep Camós
IBSN 0-000-1010-00


Website Powered by Blogger Trackback by HaloScan.com Creative Commons License Caja negra Valid XHTML 1.0 Transitional